¡Ni un pibe menos!

Imagen

 Denunciamos este sistema que le ha declarado la guerra a los jóvenes, y con más saña a los jóvenes pobres.

Denunciamos a este sistema que bestializa al ser humano. Este sistema que naturaliza la injusticia, que promueve la competencia, el consumo desmedido, que avala el saqueo diario de nuestra fuerza de trabajo, de nuestra tierra, de nuestro aire.
Denunciamos a este sistema que vive de la discriminación y la marginación.

Que prefiere que la comida se pudra si no deja ganancia, cuando hay miles que pasan hambre, que permite que haya techos vacíos cuando hay miles que no tienen techo.

Denunciamos a sus medios de comunicación que todos los días machacan con la idea de que los pibes son todos chorros. Denunciamos a esos medios de comunicación que promueven la pena de muerte, el juvenicidio. Todos los días explican, sin decirlo explícitamente, cómo no hay más salida que la pena de muerte. Jamás explican, ni explicarán, las causas y motivos de varias generaciones sumidas en la miseria. Jamás son tapas ni noticias destacadas las que muestran que también existe la solidaridad, la militancia, el trabajo y el compromiso con otro mundo posible.

Denunciamos a esos medios de comunicación que avalan que sus diarios estén llenos de comentarios discriminatorios y fascistas, donde se festeja o se promueven la muerte y el linchamiento de los jóvenes. Y naturalizan esas ideas en nuestro pueblo.
Recordamos, porque tenemos memoria, que esos mismos medios callaron el genocidio de los 70 y han servido de amplificador de todos los dictadores y saqueadores de nuestro pueblo.

Denunciamos a todos los gobiernos que hacen lo imposible para que en los barrios no haya escuelas, hospitales ni recreación. Denunciamos a todos los gobiernos que han permitido que la droga corra como el agua en esos barrios (paradójicamente el agua es muchas veces un servicio precario allí). Y han avalado que los pibes sean la mano de obra barata de los narcotraficantes.

Denunciamos que este sistema le ha declarado la guerra a los jóvenes, y con más saña a los jóvenes pobres.

Comunicamos que le hemos declarado la guerra a esa campaña sucia contra nuestros pibes, y que combatiremos con todo el amor de nuestras ideas guevaristas, con todo el amor de nuestra militancia y con toda la fuerza de nuestro pueblo.

¡Ni un pibe menos!
¡Cese la campaña contra los pibes!
Por justicia e igualdad
Educación, Trabajo, Salud, Recreación y Cultura para todos y todas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s