Espíritu setentista, Vuelve hoy

El jueves 24 de marzo, la Juventud Guevarista se movilizó con numerosas organizaciones de izquierda, estudiantiles, universitarias y de Derechos Humanos, partiendo desde Plaza Congreso hacia Plaza de Mayo. El objeto de dicha movilización era conmemorar a los 30.000 compañeros, hombres y mujeres, chicos y grandes, cuya sangre fue derramada por los aparatos represivos de la burguesía, por el simple hecho de soñar y luchar por una patria mejor, por un mundo libre.

35 años antes, allá en la discutida década del 70, las Fuerzas Armadas realizaban el quinto y último golpe de estado que presenciaría la República Argentina, imponiéndose a cargo del país la Junta Militar comandada por el nefasto general Jorge Rafael Videla. Desplazando a un débil gobierno peronista dirigido por Isabel Perón y López Rega que, apesar del intento de neutralización de las fuerzas populares mediante la creación de la contrarrevolucionaria Triple A, las masas sedientas de libertad desbordaban al gobierno; el fervor de la gente era implacable, la injusticia y la corrupción de los poderosos comenzaba a verse acorralada por las masas que se habían despertado del sueño embrutecedor al cual habían sido sometidos y ahora estaban de pie, dispuestas a luchar por lo que les había sido arrebatado. Con las masas despiertas y dispuestas a combatir hasta las últimas consecuencias por su libertad y la de sus compañeros, la burguesía empresarial capitalista, apoyada mediante logística, armamento y entrenamiento por el imperialismo, buscó terminar con esta ferviente lucha utilizando los más crueles y sangrientos métodos de represión y tortura sistematizada.

Los días se hacían meses, los meses años, mientras tanto en las calles el melódico grito del pueblo en el camino al triunfo comenzaba a acallarse, los centros clandestinos de detención se poblaban de seres humanos y la esperanza de los necesitados empezaba a desvanecerse. El miedo y el silencio sumieron Argentina en las más profundas tinieblas, dejando miseria y desesperanza a las futuras generaciones.

En el afán de aniquilar la “subversión apátrida”, los poderosos no se percataron de respetar ningún derecho de los héroes que cayeron, haciéndolos desaparecer y sometiéndolos a las más cruentas torturas. Haciendo un breve paréntesis considero de vital importancia recurrir al análisis de la etimología de la palabra subversión, “sub-versión” hace alusión a otra versión ¿otra versión de qué? de sistema, y es claro y coherente luchar por la implementación de un sistema distinto si el actual es injusto e inequitativo.

Los militares, apoyados por la Iglesia Católica y la burguesía nacional e internacional, no sólo se llevaron 30.000 vidas, sino que de la mano de las políticas neoliberales sumieron al país en extrema pobreza y miseria que sigue generando miles de muertes más hasta el día de la fecha, 35 años después. Exterminando a la sociedad pensante y solidaria, empobreciendo aún más a los humildes, acallando mediante el terror a los trabajadores, estupidizando a las clases medias y media-alta por medio de factores distractores que vendrían luego como, por ejemplo, la introducción de los grandes shopping-centers en la década del 90; el imperialismo siguió aplastando todo grito de libertad que surgía desde cualquier esfera de la población.

Si bien 35 años después de aquel nefasto golpe de estado, no existen organizaciones asesinas como la Triple A, tampoco campos de concentración como en aquellos años, la violencia hacia las clases bajas sigue vigente, tercerizada en patotas sindicales y punteros políticos, que amedrentan a los humildes, en beneficio del político que mejor lo remunere económicamente o con algún otro macabro favor. También sigue vigente el aparato represivo policial que esconde detrás de su supuesto servicio a la comunidad una compleja red mafiosa enlazada al narcotráfico, que aprovechándose de su impunidad, juega con la necesidad de los que menos tienen. Además del imperialismo que continúa con el saqueo de nuestros recursos y su intervención en nuestras tierras a las que sólo trae miseria. En cuanto al Gobierno Nacional, a pesar de las políticas implementadas que se le pueden reconocer como positivas, es irreconciliable el hecho de su alianza con las burocracias empresariales-sindicales, los barrabravas, los punteros políticos, su aval frente al mencionado saqueo de nuestros recursos por parte del imperialismo, su aval frente a la explotación de la clase opresora sobre los trabajadores. Fue claro el ejemplo que pudo ser visto durante la marcha, en donde las juventudes kirchneristas protegidas por la juventud sindical insultaron y provocaron a los manifestantes opositores al gobierno que sólo se movilizaban por la memoria de los desaparecidos y por justicia por los desaparecidos en democracia; la hipocresía suprema, rozando lo ridículo, fue la juventud sindical marchando por los compañeros caídos en la lucha, siendo ellos sus principales adversarios y responsables de muchas de sus muertes, ya que conformaban el ala fachista del peronismo.

EN RESUMEN, NO SÓLO HAY QUE CONMEMORAR A LOS DESAPARECIDOS, SINO QUE HAY QUE CONTINUAR SU LUCHA; LA LUCHA POR LA LIBERTAD, POR LA PATRIA SOCIALISTA, POR UN MUNDO MEJOR!

He aquí un tema de Attaque 77, donde hablan sobre ese espíritu que debemos recuperar, el espíritu que aniquilaron los militares, el espíritu de nuestros compañeros, el espíritu setentista.

Hasta que no te pase a vos, no vas a entender,

Siempre así, tan egoísta

Hasta que no te pase a vos, no vas a entender,

Clásico individualista

Decido que no te quiero escuchar,

Decido no formar parte de tu plan,

Cuantos ríos de sangre han de correr,

Tanta muerte ya, tanto horror, tanta injusticia

Cuanto tiempo para reconocer que la historia es,

Otra vez y todo de vuelta

Deciles que no les sirve luchar,

Decime que no me sirve luchar…

Si estaba en el cordobaza hace tiempo atrás,

Y estaba en el rosariazo y en Tucumán

Espíritu setentista vuelve hoy,

Gente que no puede decir:

Hey, hey, no te metas

En Neuquén resiste Zanon

Lucha obrera, movilización

Los bastones acechan, también voy yo

Deciles que no les sirve luchar,

Decime que no me sirve luchar…

Si estaba en el cordobaza hace tiempo atrás,

Y estaba en el rosariazo y en Tucumán

Espíritu setentista vuelve hoy,

Gente que no puede decir:

Hey, hey, no te metas

¡HASTA LA VICTORIA, SIEMPRE!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s